Mapa web
Youtube
Campus UNED

Ana García Serrano: “Nos gusta comprobar que los resultados de la UNED son visibles en la sociedad, y que ayudan a que ésta sea más culta, más formada y posiblemente más justa”

25 de octubre de 2018

La vicerrectora de Metodología e Innovación en funciones inauguró el curso 2018-2019 en Ourense

OURENSE, 25 de octubre de 2018.-El Centro Asociado a la UNED en Ourense-Aula Universitaria de A Rúa inauguró esta semana el curso académico 2018-2019 y para ello contó con la presencia de la vicerrectora de Metodología e Innovación en funciones, Ana García Serrano. Junto a ella estaban el vicepresidente de la Diputación de Ourense, Rosendo Luis Fernández Fernández, en representación del presidente de la Diputación y del patronato de la UNED, José Manuel Baltar; el vicepresidente del Patronato y alcalde de Ourense, Jesús Vázquez Abad; la delegada de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira; el director del Centro Asociado, Jesús Manuel García Díaz y la secretaria del centro, María Concepción Álvarez Gómez.

En el patio de butacas del Centro Cultural Marcos Valcárcel se encontraban el subdelegado del Gobierno, Emilio Afonso,  y el subdelegado de defensa, Gustavo Doncel Paredes, además de la vicerrectora del Campus de Ourense de la Uvigo, Esther de Blas Varela; representantes de partidos políticos, alumnos recién graduados, alumnos de la UNED Senior, personal de Administración y Servicios del Centro Asociado y público en general.

Ana Serrano recordó que la UNED es una universidad pública, con una larga experiencia cercana a los cincuenta años, en la que estudian cerca de 205.000 personas, que oferta 28 títulos de Grado, 76 Másteres oficiales en distintas áreas y 19 programas de doctorado.  Y además el pasado curso se programaron 536 Cursos de Formación Permanente, 162 Cursos de Verano y 527 Actividades de Extensión Universitaria. “El balance de la oferta es muy positivo, pero es, sin duda, el fruto de un trabajo colectivo, en el que los Centros Asociados son la columna vertebral de nuestro modelo de educación a distancia y semipresencial. El personal de los centros, y nuestros profesores tutores, son la cara de la UNED para nuestros estudiantes, y de ahí, su gran protagonismo, y su mérito a la hora de abordar nuevos proyectos y estudios que contribuyan a mejorar nuestra trayectoria”. 

Serrano expuso que la UNED ha estado utilizando las tecnologías educativas desde el principio, integrándolas en la metodología educativa; “como ejemplo, baste decir que la plataforma educativa que aún hoy utilizamos (aLF) es anterior a Moodle, que contamos con una importante red de videoconferencias IP, que hay diferentes unidades de servicios de la UNED dando soporte al desarrollo de recursos educativos (CEMAV, UNED Abierta o la Editorial).., y seguimos avanzando porque la tecnología y los nuevos hábitos sociales así lo demandan”. Abundó la vicerrectora de Metodología e Innovación en que todo ello “debe engranarse con una metodología de educación a distancia semipresencial bien definida y conocida por los profesores y los profesores tutores, para alcanzar una enseñanza de calidad y que los estudiantes cumplan sus expectativas de aprendizaje”. Esa calidad, señaló Ana Serrano, procede “tanto de controles internos como externos a la UNED, y que asegura, en general el buen hacer de los docentes y la calidad de los egresados”. Expuso que con indicadores de excelencia, “estamos en algunas áreas del conocimiento entre las 500 primeros universidades del mundo. Pero hay que mejorar para seguir donde estamos y avanzar puestos”. 

La vicerrectora agradeció la labor de los centros asociados “que cuentan con un equipo humano sensacional compuesto por profesores tutores y personal de administración y servicios, como es el caso de este centro” .

“Nos gusta comprobar que los resultados de la UNED son visibles en la sociedad, y nos gusta creer que ayudan a que ésta sea más culta, más formada y posiblemente más justa. Aprendamos a manejar las críticas, los radicalismos, las desorganizaciones, con trabajo, honestidad, realismo y un cierto grado de atrevimiento”, dijo Serrano.

La secretaria del Centro Asociado de Ourense, María Concepción Álvarez Gómez, expuso la memoria del curso 2017-2018: “El reto que tienen ante sí el Centro Asociado a la UNED en Ourense-Aula Universitaria de A Rúa, no es otro que al que  conseguir llevar a buen puerto la impartición de todas las titulaciones ofertadas, excepto los grados de Ciencias Medioambientales, Químicas y Física. Esto supone tutorizar casi 1.500 materias, de las que cerca de un tercio son presenciales o emitidas desde el centro ourensano  y el millar restante se reciben por vídeo o webconferencia desde los otros trece centros asociados con los que el de Ourense forma el Campus Noroeste de la UNED”.

La principal novedad académica del pasado curso fue la puesta en marcha de un nuevo Grado, el de Criminología, del que se implantaron a la vez los dos primeros cursos con buena acogida por parte del alumnado, así como la tercera edición del programa de la UNED Senior, una apuesta por la formación continua de nuestros mayores con la colaboración de la Excma. Diputación Provincial de Ourense, que no sólo pone a disposición el Centro Cultural Marcos Valcárcel sino que subvenciona con el 50% del coste de la matrícula al alumnado domiciliado en la provincia de Ourense. 

Toda esta labor fue posible, relató Álvarez, gracias a unos recursos humanos que suponen 63 profesores tutores en el Centro Universitario de Ourense, otros 12 en la Extensión de la Rúa y 9 trabajadores de Administración y Servicios que atienden a cerca de 1.100 matriculados sólo en Enseñanzas Regladas, a los que habría que sumar los matriculados en las actividades formativas y de extensión universitaria: otros casi 600 alumnos en total que constituyen la auténtica razón de ser de nuestro Centro Asociado. “Un alumnado que procede en su mayor parte, casi un 82% de la provincia de Ourense, lo que constituye una importante labor social en la medida en que la UNED proporciona  formación a un número muy significativo de ourensanos que de otro modo tendrían difícil acceder a la enseñanza superior. No obstante, también se registran porcentajes significativos de alumnos procedentes de las otras tres provincias gallegas (casi un 17%) que eligen el centro ourensano y a sus docentes para completar su formación”, añadió la secretaria. 

En lo que se refiere a las comarcas de origen del alumnado domiciliado en la provincia de Ourense, el Centro Asociado a la UNED cuenta con representación de todas ellas, destacando en primer término los procedentes de la comarca ourensana, que suponen poco más del 68% del total, seguidos de los de las comarcas de Verín, O Carballiño, y A Limia, en los tres casos con porcentajes que rondan o superan el 5%.

Por grandes áreas de conocimiento el alumnado que opta por Ciencias Sociales y Jurídicas representa el 42% del total, seguido por el de Ciencias de la Salud (20%), Artes y Humanidades (16%), el Curso de Acceso (6%), el alumnado de Ciencias Experimentales e Ingeniería (en conjunto cerca de un 5%) y los alumnos y alumnas de CUID y Posgrados (11%). 

Si comparamos las grandes líneas evolutivas de matrícula en el último sexenio por esas grandes áreas de conocimiento, destaca, en primer término, un ligero descenso en el número de alumnos matriculados en el pasado curso académico que se refleja en casi todas esas grandes áreas de conocimiento, excepto en Ciencias y CUID y Posgrados.

Por edades la mayor concentración de alumnos se produce en el tramo de 27 a 45 años, aunque tenemos cumplida representación desde los 19 hasta los 79 años, lo que viene a certificar el papel complementario de la UNED respeto de la Universidad presencial en la medida en que buena parte de ese alumnado no tendría posibilidad de cursar estudios universitarios de no existir esta oferta educativa.

María Concepción Álvarez Gómez destacó que ha sido especial seña de identidad de este Centro Asociado “la apuesta por la formación continua de calidad más allá de las enseñanzas regladas. La actual dirección ha continuado en esta línea, prestando especial atención a sus actividades de extensión universitaria y culturales, tratando con ello de llevar la universidad a las villas y principales centros comarcales de nuestra provincia al margen de la propia capital, con actividades desarrolladas en Valdeorras, O Ribeiro, la comarca del Támega y la Terra de Orcellón, con una oferta de cursos centrados en los principales ejes de desarrollo potencial de Ourense (turismo, viticultura, patrimonio cultural y religioso, etc.)”.

Y también, indicó, con una especial atención a la tercera edición del programa de la UNED Senior, dentro del cual se impartieron ocho materias con un total de 240 horas de formación y 225 matrículas.

  El variado perfil del alumnado en cuanto a su distribución por edades, nivel de estudios y actividad y, sobre todo, la elevada valoración del programa, un 8,42 sobre un máximo de 10 puntos, alienta a seguir trabajando en esta línea. En total, en el curso académico que finalizamos, se llevaron a cabo  29 actividades de extensión universitaria, culturales y de la UNED Senior, con 591 alumnos matriculados, lo que supone atender 123 días en al año de formación no reglada y un total de 420 horas de formación.

A esto tendríamos que añadir 15 prácticas de estudiantes en entidades públicas y privadas solo en los másteres de Formación del Profesorado, Prevención de Riesgos Laborales y Psicología Sanitaria, además de otra decena de prácticas en los grados de Educación Social, Psicología y Trabajo Social.

El representante de los alumnos recién titulados, Arián González, natural de Cuba, graduado en Derecho, agradeció a la UNED “permitir que estudiantes como yo pudieran realizar su carrera. Como muchos de ustedes saben, me dedico a jugar al ajedrez, y estudiar en otra universidad hubiera supuesto un gran número de ausencias a clases que seguramente serían un gran obstáculo añadido para estudiar”. Por ello resaltó que esta Universidad posee “horarios flexibles y tiene, además, numerosas entidades por todo el territorio nacional y algunas a nivel mundial. ¡Me gustaría que la UNED llegara a mi país, sería un grato placer!” 

  Arián González exhortó a la UNED “en convertirse cada día más en una universidad de excelencia, una universidad donde el conocimiento sea auténtico, y repito de excelencia, como ha sido hasta ahora, e ir a la vanguardia de España, y no como otras universidades que permiten irregularidades a sus políticos influyentes. Apostemos y defendamos una universidad íntegra, intachable en valores y en principios y de impoluta calidad a nivel mundial, porque sin educación no podrá haber jamás una igualdad real y efectiva e inclusión social de los grupos o clases sociales al alcance de todos como ordena nuestra Constitución”.

La delegada de la Xunta, Marisol Díaz Mouteira, destacó el papel de la UNED en la formación de tantos ourensanos que, de no existir esta Universidad, tendrían más difícil acceder a los estudios superiores. Señaló el apoyo a la educación superior desde la Xunta.

El vicepresidente del Patronato, Jesús Vázquez Abad, manifestó que la UNED “realiza una valiosísima achega no fomento da Educación para todos, un dos obxectivos máis ambiciosos que poda perseguir una sociedade moderna: dar a oportunidade de que cada persoa aprenda aquilo que desexa, sen que esta se vexa limitada por cuestión xeográficas ou administrativas. Darlle ás persoas a oportunidade de aprender e converterse na mellor versión de si mesmas, desde un punto de vista individual, e contribuir ao desenvolvemento da cultura e a integración social”. Tuvo palabras para el ex director de la UNED en Ourense, el catedrático Jesús de Juana, del que señaló que “durante máis de 20 anos foi bastión desta Universidade a Distancia, testemuña e promotor do seu desenvolvemento e evolución ao longo do tempo, da que segue sendo referente com profesor titular, que deixou o listón moi alto”. Sobre el nuevo director del Centro asociado, Jesús Manuel García, el vicepresidente del patronado se mostró convencido de que  “lle trasladará á nosa querida institución o entusiasmo, o afán de comunicación, a paixón pola divulgación do coñecemento que sempre lle caracterizou, tanto na súa vertente académica como na xornalística e a da investigación”.

El vicepresidente de la Diputación, Rosendo Luis Fernández, que intervino en representación de José Manuel Baltar, presidente de la Diputación y del patronato de la UNED, felicitó a todos los alumnos que recogieron sus bandas y diplomas en este acto. No dejó de agradecer a Jesús de Juana su labor responsable llevada a cabo en la UNED, y de dar la bienvenida a García Díaz. Rosendo Luis Fernández ratificó ante los presentes “que dende a Deputación de Ourense continuaremos contribuindo dun xeito firme e decidido a facilitar e promover o acceso á educación a todos e cada un dos ourensáns, tendo presente que de 92 concellos hai 91 con menos de 20.000 habitantes, cobra maior sentido una institución destas características, que permite garantir o acceso a estudos universitarios a todos aqueles ourensáns que o desexen, independentemente do seu lugar de residencia e da súa realidade socioeconómica”. Agradeció el trabajo de los profesores tutores y destacó de manera especial la UNED Senior, que ya va por su cuarta edición , que cuenta con financiación de la Diputación al 50% en la matrícula de sus alumnos.

En esta jornada inaugural la lección magistral la impartió el catedrático Jesús de Juana López, quien habló de “cómo Ourense va esculpiendo y dando singularidad a nuestra historia cultural e intelectual, de cómo  nós, con minúscula, pudimos tener una generación NÓS, con mayúscula, de cómo pudo ser que en Ourense surgiera este espléndido grupo  de intelectuales, sin duda el más notable que ha alumbrado Galicia”. 

  De Juana señaló que muchos ciudadanos se sorprenden de que, de manera inesperada, a partir de los años veinte, “Ourense fuera cuna y sede de una gran parte de los miembros de la generación NÓS y que se convirtiera, por su actividad intelectual y política, en la llamada Atenas de Galicia, apodo sin duda algo exagerado, pero que nos está  indicando la importancia de ese  grupo que moraba en ella. Pero, ¿cómo y por qué surgió en Ourense, periferia de esa periferia que era y es la más meridional de la Céltiga y la más occidental de la Romania, en palabras de Risco refiriéndose a Galicia, pequeña ciudad sin Universidad, mal comunicada, sin puerto, sin impulso industrial, de pequeña burguesía…, cómo surgió, -repito- ese conjunto de hombres que la hicieron el centro del mundo intelectual gallego y galleguista durante tanto años?”.

El conferenciante cree que los intelectuales ourensanos recibieron “un legado material, científico, cultural, sentimental, etc., muy importante de sus ancestros, de sus mayores, que impregnó y condicionó su pensamiento, educación y actividad, de tal manera que  podríamos hablar de una suerte de “ourensanismo” o de “ourensanía” que les envolvía a todos y que les era común. Destacó la existencia en Ourense de “una línea intelectual, una cadena de personajes que de forma ininterrumpida desde los años centrales del siglo XIX  podemos agrupar hasta NÓS en tres grandes etapas o generaciones sucesivas que contribuyen a conformar una determinada memoria histórica y conciencia de sí en la que se destacan las peculiaridades de Ourense, y por ampliación, de Galicia, sobre la base del valor que se atribuye a elementos como la lengua, la tierra o las costumbres”. Así, De Juana menciona cuatro grandes etapas:

 1.- “La primera generación, la que yo llamo la de Saco y Arce o del Instituto, se configura a partir de los años 40 del siglo XIX”. Surgen por entonces instituciones en la ciudad que irradian “la nueva cultura y ciencia burguesa”  entre las que cabe destacar la creación, en 1841 de la Escuela Normal Elemental  y  en 1842 de la Diputación Arqueológica Provincial a cargo del deán don Juan Manuel Bedoya.

 También hay que subrayar, citó el ponente, la labor del fraile Bonifacio Ruiz, abad exclaustrado de Celanova y miembro de la primera Comisión de Monumentos creada por Real Orden del Gobierno de Narváez en 1844. Al año siguiente se creó el Instituto Provincial de Instrucción Pública. Y en 1850 se creó el Liceo Recreo Orensano, y en 1852 se reestructuró el plan de estudios del Seminario con la entrada de un mayor número de materias relacionadas con las humanidades. Y la Diputación inicia en 1869, al lado del jardín botánico del Posío, la construcción del edificio del actual Instituto Otero Pedrayo.

2.- Una segunda etapa la sitúa Jesús de Juana en las décadas finales del siglo XIX y primeros años del XX, cuando desplegó su actividad la segunda generación, la de Marcelo Macías o de la Comisión de Monumentos. En esa época   se inauguró la Escuela Normal de Maestras (1877) y la Escuela de Artes y Oficios (1891), y es cuando el Instituto se trasladó al jardín del Posío (1896), que albergará, además, la biblioteca, el museo y la sede de la Comisión de Monumentos. “Pero sobre todo, en este último tercio del siglo XIX se produce una auténtica eclosión de extraordinarias publicaciones periódicas y de magníficos escritores; entre las primeras cabe recordar El Heraldo Gallego, O Tío Marcos da Portela, El Eco de Orense, el Album Literario, el Miño, entre otras muchas, y entre los segundos se pueden citar a Arturo Vázquez Núñez, Curros Enríquez, Alonso Cuevillas, Camilo Placer Bouzo, Jesús Muruais, Benito Fernández Alonso, Manuel Martínez Sueiro, Filomena Dato, Juan Neira Cancela, Luciano Cid Hermida o, por no alargar más esta lista, a Marcelo Macías, que va a hacer de puente con el grupo de Risco porque murió casi centenario en 1941. Apuntamos que Marcelo Macías fue profesor de Risco, Otero y Cuevillas en el Instituto Orensano, donde impartía clases de Retórica y Poética y de literatura”.

A esta segunda generación se le debe el Museo Arqueológico y una publicación periódica de indudable valor científico: el Boletín de la Comisión Provincial de Monumentos de Ourense. Considera Jesús de Juana que el personaje más importante de esta generación fue Valentín Lamas Carvajal.

3.- Una tercera etapa, señaló el conferenciante, es la de la Generación NÓS, “la de Risco, Otero y Cuevillas; pero también la de Arturo Noguerol, Primitivo R. Sanjurjo, Antón Losada Diéguez, Alexandre Bóveda  y otros muchos. La más conocida por su producción literaria, por sus investigaciones históricas, etnográficas o geográficas, y por su actividad política dentro del galleguismo. Pero, en fin, una generación que no cabe aislar de la línea de continuidad que marcan las dos anteriores, porque, de hecho, sus creadores ourensanos encontrarán durante su período de formación a sus maestros e inspiradores entre los miembros de las generaciones que les precedieron”. 

  4.- La cuarta etapa que mencionó el ponente es “más centrada que la anterior en la poesía y la literatura y menos en la política, por razones obvias en esos años de dictadura, que se empieza configurar a mediados de los años cuarenta al amparo de Risco y Otero,  y que la podíamos llamar generación Posío, por la revista que desde 1945 era su vehículo de expresión, o también de José Ángel Valente, porque en ella publicó sus primeros poemas”.  Entre los muchísimos miembros que pertenecieron a esta generación podíamos recordar a algunos, como José Luis Varela, Alfonso Alcaraz, Ferro Couselo, Segundo Alvarado, Pura Vázquez, Celso Emilio Ferreiro, Alberto Vilanova, Ben-Cho-Shey, Antón Risco, Matilde Lloria, entre otros.

Antes de que la vicerrectora Ana Serrano pronunciase las palabras de inauguración del curso académico, actuó la Capela Madrigalista interpretando cuatro composiciones: Kanta, Kantemus; Swing Low, Sweet Chariot; Volvoreta y Gaudemus Igitur, que los presentes escucharon puestos en pie.

 

 

Carretera de Vigo Torres do Pino  s/n Baixo 32001 Ourense 32001 Ourense - Ourense. Tel. 988371444 info@ourense.uned.es