Mapa web
Youtube
Campus UNED

La organización territorial del Estado y las competencias de las Comunidades autónomas cerraron las jornadas Luces y sombras del sistema constitucional español en la UNED de Ourense

12 de abril de 2019

Sonia Rodríguez Campos destacó la ventaja que suponen las autonomías y Luis Míguez Macho destacó cómo el nivel competencial de las comunidades se igualó en 1994 pero todo cambió a partir del Estatuto de Cataluña del 2006

OURENSE, 12 de abril de 2019.- El jueves 11 de abril se celebró la última sesión de ponencias de las jornadas Luces y sombras del sistema constitucional español, en el Centro Cultural Marcos Valcárcel y organizadas por el Centro Asociado a la UNED en Ourense. En dicha jornada se abordó el último bloque, dedicado al título VIII de la Constitución Española: la Organización Territorial del Estado. Tema polémico y sobre el que prácticamente todos los días existe alguna información al respecto.

La primera ponencia la impartió la directora de la Escola Galega de Administración Pública, la profesora de Derecho administrativo, Sonia Rodríguez-Campos. Resaltó la ponente que desde el estallido de la crisis económica se producen más críticas que elogios al modelo territorial español. A partir de aquí, se pregunta si verdaderamente está enfermo el Estado autonómico y si es necesaria una reforma de la Constitución. Porque muchos hablan de reformar la Constitución pero nadie dice cómo.

Después de desarrollar brevemente un balance sobre la construcción del Estado autonómico, afirmó que con este modelo se dejaban atrás décadas de centralismo, cuestión que se acogió con alegría y optimismo. 

También destacó la rapidez y eficacia de la construcción del modelo autonómico, el cual, en su momento, fue ampliamente aceptado social, doctrinalmente y se ha llegado a calificar como revolucionario, en definitiva, como un logro. En esta crisis constitucional se llega a plantear la existencia de instituciones como las diputaciones, la propia monarquía o las comunidades autónomas. Centrándonos en el último punto, es cierto que existen asimetrías entre las autonomías: en la financiación, en la impartición de lenguas oficiales, en la transferencia de competencias... Entonces, ¿sería conveniente una devolución de las competencias al Estado? La profesora hizo hincapié en que el aparato administrativo, la oferta de servicios debe estar cerca del ciudadano, es decir, si se transfiriesen al Estado existiría un análogo de la comunidad autónoma pero con distinta denominación. 

Insiste Sonia Campos en que la Constitución tiene como característica principal un carácter integrador, parte del consenso con el que se aprobó en 1978. Actualmente, no hay contexto adecuado para plantear una reforma.

En relación a la aceptación por parte de la ciudadanía de las Comunidades Autónomas, el CIS de febrero de 2019 arroja una serie de datos sobre la aceptación por parte de los ciudadanos del modelo territorial. Un 43,1% de los encuestados son partidarios de las comunidades autónomas; un 12,1% sería partidario de un menor nivel de autonomía y, por último, un 12,7% serían partidarios de un mayor nivel de autonomía. En definitiva, que las autonomías suponen una mayor ventaja que desventaja. Como última idea, señaló Rodríguez Campos que una medida imprescindible sería ampliar la transparencia para que exista una mejor comunicación entre las instituciones. 

Competencias    

La segunda conferencia de esta última jornada corrió a cargo del catedrático de Derecho administrativo de la USC, Luis Míguez Macho. Afirma el profesor Míguez que éste es un tema que se ha trabajado muchísimo. El determinar si tiene que haber más competencias o no, es un tema político, cuestión que no es objeto de abordar. Centrándose en el tema jurídico, ¿el modelo territorial español está bien configurado? Para contestar a esta cuestión acudió a la experiencia estadounidense e italiana.

Centrándose ya en España, realizó una síntesis de la evolución hasta la constitución de las comunidades autónomas tal y como las conocemos ahora. El reparto competencial es una mezcla de los sistemas vistos y se inspira en la Constitución de la II República, en el cual no se preveía un sistema de descentralización completo. Además, en España, existían las preautonomías antes de la propia Constitución de 1978. Los constituyentes optaron por establecer dos listas, las del artículo 148 (competencias asumibles por las comunidades autónomas en sus estatutos de autonomía) y las del artículo 149 (competencias en todo caso del Estado). También hizo referencia a la posibilidad, por parte del Estado, de darle competencias a las CCAA (del 149) en virtud de lo establecido en el artículo 150.2 de la Constitución.

El profesor señaló la diferencia de constitución de las Comunidades autónomas en virtud de las disposiciones de la Constitución. Manifestó la existencia de varias categorías de Comunidades Autónomas. Las que se constituyeron en virtud de la Disposición Transitoria 2ª: Cataluña, País Vasco y Galicia; Andalucía, que se constituyó a través del artículo 151.1 de la Constitución; a través de la Disposición Adicional 1ª en relación a Navarra. Esto es importante porque las competencias se fueron adquiriendo paulatinamente y de forma gradual, dependiendo de la forma de constituirse en Comunidad Autónoma. En el año 1994 el nivel competencial de las CCAA se igualó. Pero todo cambió a partir del Estatuto de Autonomía de Cataluña del año 2006, en el que se trató de mejorar la financiación autonómica y elevar el nivel competencial para diferenciarlo del resto, entre otras cuestiones.

En definitiva, la desigualdad competencial sigue existiendo. Podría resolverse a través de una lista cerrada en la propia Constitución española, como parte de la solución. No existe justificación para que existan competencias diferentes. 

Con esta exposición de Míguez Macho se clausuraron estas jornadas en la UNED, que estuvieron concurridas de asistentes durante los tres días que duraron. En ellas quedó claro por parte de todos los ponentes la defensa de la Constitución, cuya reforma precisa de un tiempo adecuado que no es el actual. La UNED, como dijo su director en Ourense, quiso acercar la actualidad del sistema constitucional a través de diez cuestiones planteadas a las que se intentó dar respuesta por otros diez ponentes. La iniciativa resultó satisfactoria y el nivel de las ponencias fue alto y lleno de contenido. Por la tribuna pasaron Roberto Blanco Valdés, José Agustín González-Ares, Jesús Manuel García Díaz, Noa Ferreiro Ávila; Inés Celia Iglesias Canle, Manuel Arias Carral, Fernando Alañón Olmedo, Sonia Rodríguez Campos, Luis Míguez Macho y el hasta el pasado jueves, 11 de abril, presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, Miguel Ángel Cadenas Sobreira, cuya intervención pública antes de acceder a la jubilación tuvo lugar en estas jornadas de la UNED de Ourense.

Carretera de Vigo Torres do Pino  s/n Baixo 32001 Ourense 32001 Ourense - Ourense. Tel. 988371444 info@ourense.uned.es